Ver video

Roberto Palazuelos confiesa haber matado a dos personas en un tiroteo en la CDMX

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor y empresario declaró haber actuado en defensa propia en medio de un asalto

A Roberto Palazuelos siempre le sobran historias qué contar y la más reciente entrevista con Yordi Rosado no fue la excepción, pues ahí reveló que hace algunos años estuvo involucrado en un asalto frustrado y un tiroteo donde resultaron dos muertos.

Palazuelos contó que durante una visita a un amigo apodado ‘Scarface’, al que junto con otro amigo le iban a vender material para arreglar baches, hubo un problema con la empresa que recogía el dinero de los estacionamientos de su propiedad, y fue ahí que se dio el incidente.

“Llegamos nosotros a tocar la puerta. Yo traía una .380, con permiso de portación de la Secretaría de la Defensa, que es el calibre que puedes portar; traía a un teniente del Ejército con una nueve milímetros de uso exclusivo, y traía a un amigo mío colombiano, mafiosón, con otra nueve, más chueca que él. Y que se arma el show y la madre, y cuando estamos tocando, abren la puerta y ‘¡pa, pa!’, nos tiran dos madrazos al aire y nos encañonan. Se armó una pu%& balacera, Yordi. Matamos a dos cabrones. Todo mundo les dio a todos”, narró.

Roberto aclaró que los dos que resultaron muertos tras el frustrado asalto, eran maleantes y ellos fueron quienes comenzaron los disparos, y que fue así como él decidió disparar en el fuego cruzado, por lo que, entre tantos tiros, no se sabe exactamente quién los mató, si Roberto o alguno de sus acompañantes o de la empresa de seguridad del estacionamiento.

Sin embargo, aún después de que se aclaró que todo fue en legítima defensa, Roberto quedó libre, sin cargos pero sin la posibilidad de portar armas. Y es que el problema fue que Roberto abandonó la escena de los crímenes con la esperanza de que su amigo, el dueño de los estacionamientos que fue a visitar, se encargara de resolver el problema. Pero no fue así, pues todos los involucrados tenían que presentarse a declarar.

Cuando por fin Palazuelos se dio cuenta de que tenía que declarar porque la policía lo buscaba por homicidio, decidió volver para entregarse y aclarar la situación.

“Yo ya me veía encarcelado, mi carrera a chin$& a su madre y ya todo. Entonces, voy y me entrego. Me hacen la prueba y lleno de pólvora. Me dice (la policía): ‘Usted trae un problema muy grave’. Y yo le digo: ¿Porqué problema grave, si fue legítima defensa y tengo permiso de portación de arma?”, explicó.

“Estuve detenido varias horas. Piden informes a la (Secretaría de la) Defensa y ellos declaran que efectivamente yo tenía un permiso de portación de arma, de esos que vencen los 31 de diciembre (...) Yo salgo por legítima defensa, porque me disparó primero”, siguió.

“Obviamente mi arma ya nunca me la dieron. Obviamente la (Secretaría de la) Defensa ya nunca me renovó el permiso (...) y qué bueno porque yo sí le jalo, y prefiero no traer”, terminó.