Isabel II: ¿cómo viven sus vacas lecheras?

facebook

twitter

whatsapp

Email

El excéntrico ganado de la reina de Inglaterra pasa sus días en camas de agua y con cepillados antiestrés

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Aunque no es la más rica de Gran Bretaña, es obvio que la reina Isabel II vive llena de lujos, y no sólo ella sino toda su familia, incluidos los corgis, los caballos y, por supuesto, las vacas.

El ganado vacuno de Isabel consta de 165 vacas lecheras, unas que son cuidadas con verdaderos privilegios de la realeza, y es que no sólo se procura que tengan una vida feliz y libre de maltrato, sino en que den su mejor producto.

Y no es para menos si estas vacas lecheras también tienen su linaje de sangre azul, pues son herederas de las ‘Pretty Polly’ que pertenecieron a la reina Victoria en 1871, por lo que cualquier mimo forma parte de su crianza desde hace más de 100 años, y eso incluye: cepillados para eliminar la suciedad pero también para reducir el estrés, robots de alta tecnología para ordeñarlas, establos libres de suciedad, pastoreo libre y camas de agua individuales.

Como se intuye, las vacas no sólo son consentidas, también son famosas y han aparecido en televisión, incluso algunas de sus imágenes aparecieron en los programas hechos a propósito del 30 y 65 aniversario de la coronación de la reina que se transmitieron por la BBC.

El amor y los cuidados que la reina le profesa a sus animales no es ningún secreto. Ella misma ha dicho que de no haber sido reina, habría sido la mujer más feliz criando caballos y cuidando perros, y cada vez que pudo, junto a su marido, Felipe de Edimburgo, la reina fue a ver y cuidar a sus animales en Balmoral, además de que siempre procuró hacer leyes que protegieran a la vida silvestre y la biodiversidad de Gran Bretaña, de la que todos los animales marinos y cisnes le pertenecen por decreto real desde Eduardo II.