Andrew Kelly/REUTERS

Conoce a Ericka Hart, la modelo y activista que no teme mostrar las cicatrices de su mastectomía

facebook

twitter

whatsapp

Email

La sobreviviente de cáncer de mama ha sido invitada a posar para diversas marcas

En el 2016, una foto de Ericka Hart se volvió viral cuando decidió asistir al festival Afropunk topless, dejando ver las cicatrices de su doble mastectomía, a la que se tuvo que someter cuando le detectaron cáncer de mama bilateral a sus 28 años.

Aunque en el momento fue una decisión difícil, lo hizo porque creía que era necesario que se promoviera una mayor visibilidad para las personas, especialmente las de color, que han tenido que pasar por este procedimiento.

El panorama en la actualidad no podría ser más diferente para Hart, quien se convirtió en activista y modelo, al ser invitada a participar en las pasarelas de marcas como Chromat, en las que lejos de esconder sus cicatrices, las presume.

“Quería que las personas me vieran como se ven a sí mismas, a sus mamás, sus amantes y amigas. Quería que las personas me vieran y se acordaran de revisar sus pechos sin importar su edad”, escribió en un ensayo para Afropunk.

Su presencia en la pasarela fue algo sin precedente y desde ese entonces, cada Fashion Week sorprende con su seguridad y orgullo.

“La sociedad asume que tener una mastectomía doble haría que mi cuerpo fuera anormal o que no tener pezones debe provocarme vergüenza o incomodidad con mi imagen corporal. Pero mi relación con mi cuerpo no ha cambiado”, dijo en una entrevista para Vogue.

Otra manera en la que rompe paradigmas, es a través de los talleres de educación sexual que imparte, en los que promueve que los sobrevivientes de cáncer puedan sentirse sexys y llevar una vida sexual plena.

“Los pacientes de cáncer de mama frecuentemente son vistos como seres inspiracionales, borrando la oportunidad de ser vistos como personas sexys o eróticas. Me resisto a la noción de que porque mis pezones ahora son grandes e increíbles cicatrices ya no soy un ser sexual. Eso nunca se fue”, mencionó en su texto.

Su imagen, se ha convertido en una de empoderamiento, pues además de ser sobreviviente, es parte de la comunidad LGBT+ y una incansable promotora de sus derechos.

En sus redes sociales, cuenta con miles de seguidores, quienes le aplauden y agradecen su lucha y ejemplo de vida.