Camila Fernández rompe el silencio tras las críticas sobre su boda en pandemia

facebook

twitter

whatsapp

Email

La hija de 'El Potrillo' contesta a quienes aseguran que su boda sin medidas sanidad fue un evento "concurrido"

Luego de que el pasado fin de semana Camila Fernández , hija de Alejandro Fernández, contrajera nupcias con su hoy esposo, Francisco Barba, en una inesperada ceremonia que tuvo sede en el municipio de Zapopan. La también cantante de 23 años recibió todo tipo de críticas con respecto a las pocas medidas de seguridad e irresponsabilidad de su parte al organizar un evento tan concurrido en plena crisis por la pandemia de coronavirus.

A través de sus redes sociales, algunos invitados al evento compartieron videos de la boda en las que se pudo ver a personas que siguieron los protocolos de sanidad dentro de la iglesia donde se llevó a cabo la ceremonia religiosa, sin embargo, otras publicaciones revelaron que ya en el momento de la fiesta, el cubrebocas y la sana distancia quedaron en un segundo plano.

Esto ha enfurecido a decenas de cibernautas que siguen a la joven en sus redes sociales, las que de hecho ha llegado a configurar para no recibir comentarios, como lo hizo en su cuenta de Instagram.

Pese a que se sabe que la boda se realizó con únicamente 100 invitados, las especulaciones del público no se han hecho a esperar, por lo que Camila tomó sus redes sociales y arremetió contra quienes la critican por lo sucedido en la boda que ofreció en medio de la pandemia.

"Oigan, dejen de inventar que mi fiesta fue de mil 500 personas, eso es imposible", escribió en Twitter la cantante de regional mexicano, "siento que ni siquiera debería de estar aclarando nada, la verdad, porque lo que queríamos era una celebración en familia, sin ser tan público".

Con evidente tono de molestia, la joven explicó que todos sus invitados, al igual que ella, siguieron los protocolos de sanidad, rematando con que a los haters "los hubiera invitado para que vieran bien".

A pesar de las explicaciones de Camila, y de que algunos seguidores de la cantante le mostraron su apoyo al decir que "no tenía anda que aclarar", fueron más quienes respondieron furiosos ante la irresponsabilidad del evento.

"Porque hay mucha gente diciendo 'mi vida no pasa nada', si, si pasa. Ella está en un país en plena pandemia, donde cualquier evento social está prohibido. Casarse no está mal pero Los protocolos de sana distancia son para gente que tiene la necesidad de salir, no para fiestas", escribió seguidor en Twitter .