Aunque la vida de José José siempre estuvo rodeada de escándalos, fue en 2017 cuando su nombre comenzó a sonar con mayor fuerza, luego de que su hija menor, Sara Sosa, lo sacara del hospital y de México sin el consentimiento de sus medios hermanos, José Joel y Marysol Sosa, quienes posteriormente la acusaron de secuestro.

Instagram @marysol_sosa

¿Karma? José José iba a cambiar su testamento pero ‘las Saras’ no lo dejaron y se quedaron sin nada

facebook

twitter

whatsapp

Email

Cuauhtémoc Sánchez, exguardaespaldas del cantante, declaró que Sara Sosa y Sara Salazar supieron del testamento hasta hace poco

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Los primeros días de noviembre, una noticia cayó como balde sobre la segunda familia de José José : apareció el testamento del cantante en el que ellas, Sara Salazar y Sara Sosa , no figuraban.

El documento encontrado por Marysol y José Joel, hijos mayores del cantante que procreó con Anel Noreña, el cual data de los años ochenta, sólo están ellos como beneficiarios de las pertenencias de El Príncipe.

Ahora, a semanas de ese descubrimiento y de algunos dimes y diretes sobre lo que pasará con ese documento, es Cuauhtémoc Sánchez, exguardaespaldas del cantante, quien en una entrevista para TVNotas dijo lo que sabía del documento, como que en el 2019 José José quiso venir a México a cambiarlo pero no lo dejaron.

“Me llena de gusto porque está (el testamento) en favor de Marysol, Pepe y de mi comadre Anel, quien se quedó como albacea, a eso le llamo justicia divina después de un año del deceso de nuestro príncipe”, dijo, y recalcó: “debe ser de hace muchos años, quizá cuando estaba en sus trámites de divorcio. Una vez le pregunté que por qué se suicidaba diariamente con el alcohol en lugar de encarar las cosas, y me dijo: 'Es que tú no me entiendes, déjame, de todos modos nunca voy a dejar en la calle a mis hijos, ya tengo mi testamento y ellos se van a quedar con todo'”.

Sobre el cambio, Sánchez reveló que José José le pidió el favor de recibirlo y hospedarlo en México para poner en regla unos trámites administrativos que tenía pendientes, pero las Saras no lo dejaron venir.

Las Saras lo tuvieron secuestrado mucho tiempo; tal vez si lo hubieran dejado salir de Estados Unidos hubiera cambiado el testamento, pero ¡en el pecado llevaron la penitencia!”, declaró.

Sobre lo que les tocaría a ‘Las Saras’, como muchos las conocen, el exempleado de El Príncipe dijo que ve difícil que ellas peleen sobre lo que está en el testamento, pues además de que tienen mucho dinero por todo lo que han vendido del cantante, “Sara grande ya no está bien de sus facultades mentales y su hija está casada, tiene un hijo y un esposo que la puede mantener”.

Sánchez también dijo que él supo de muchos maltratos al cantante quien “terminó los últimos días de su vida con la familia incorrecta”, pues “aquí vivió en un palacio y allá en un castillo negro”. Además añadió que él terminó su contrato con la familia porque no quiso ser testigo de cómo no ayudaban a José José a recuperar la voz cuando se podía, pues hasta llamaron a la clínica donde Rod Stewart se curó de lo mismo pero ellas no quisieron gastar.

“Le cobraban a Sara como seis millones de pesos, yo le dije que estaba perfecto, que así tendría a José por 20 años más cantando y haciendo lo que le gusta, pero me dijo que no valía la pena, desde ahí empecé a odiarla. ¡Tenían el dinero para ayudarlo y no lo hicieron! Desde ahí ya no regresé a trabajar con ellos, luego me enteré de peores cosas…", declaró.

Para terminar, según la revista, Sánchez, quien aseguró tuvo una relación muy estrecha con el cantante, dijo que Sara Sosa tiene graves problemas psicológicos que arrastra desde que tenía 12 años, y que incluso mordía a todo el personal y les dejaba marcas: “¡eso no es normal!”, finalizó.