Mariana Ochoa y Erika Zaba cierran sus negocios de disfraces tras crisis por pandemia

facebook

twitter

whatsapp

Email

Las intérpretes de OV7 se vieron orilladas a vender sucursales y rematar productos como estrago de la crisis económica

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Debido a la dura situación de crisis por la pandemia del coronavirus, muchas empresas se han visto obligadas a detener operaciones y, tristemente, en el peor de los casos, hasta a cerrar.

En el mundo del entretenimiento este también ha sido el caso, pues varias celebridades han confesado sentir duros estragos por el Covid-19, el cual detuvo a la economía en México.

Mientras algunos emprenden como pequeños negocios de comida, otros se han visto con la necesidad de vender bienes, tal fuel caso de Mariana Ochoa y Erika Zaba, quienes han tenido que cerrar sus negocios.

El proyecto de las cantantes de OV7, "Disfraces de peli", famosa cadena dedicada exclusivamente a productos de decoración de fiesta y extravagantes disfraces para Halloween, tristemente se ha visto orillada a cerrar algunas de sus sucursales en la Ciudad de México.

Anunciando una gran liquidación, con descuentos del 40%, la tienda ubicada en plaza Toreo anunció su cierre debido a la emergencia sanitaria, así como sus sedes en Santa Fe y Tlanepantla.

No obstante, la cadena de disfraces aclaró que su tienda en línea continúa activa, así como las sucursales en Satélite, Metepec, Polanco, Miramontes y Pedregal.

A mediados del 2020, Erika Zaba reveló que tras la dura situación pandémica, la tiendas seguían abriendo sus puertas al público, todo con el fin de evitar los despidos de personal, sin embargo, todo parece indicar que tras el regreso al semáforo rojo, las finanzas de dicha empresa tambalean y el cierre ha sido la única solución.