A pesar de que redujeron las visitas al reclusorio por coronavirus, Yadhira Carrillo insiste en ir

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz ha demostrado el gran apoyo que le da a su esposo Juan Collado

Con profunda tristeza, Yadhira Carrillo confesó a los medios de comunicación que debido a la propagación del covid-19 y a las medidas de prevención que han adoptados las autoridades del Reclusorio Norte, lugar donde se encuentra su esposo Juan Collado , desde el pasado 9 de julio de 2019, sus visitas a la prisión habían sido reducidas.

”Aquí estoy como siempre, ya nos quitaron días de visita, ya en lugar de cuatro días solo puedo venir dos días (a la semana), en lugar de seis personas solo podemos venir dos, entonces cada vez se va cerrando mucho más el espacio para poder estar con él, pero aquí estamos. Van a ser martes y sábado (los días de visita)", explicó al programa de espectáculos Suelta la Sopa.

Pese a las nuevas medidas a las que tendrá que adaptarse, la actriz dijo estar tranquila, pues dentro del reclusorio se están tomando todas las precauciones necesarias para evitar que alguno de los internos se contagie de coronavirus.

"Tienen un muy buen sistema para cuidar a todas las personas que están dentro del reclusorio, eso nos tiene muy tranquilos, pero por supuesto para mí es triste saber que mi esposo está aquí ahora”, expresó.

Asimismo, habló de su preocupación ante un posible contagio, pues debido al historial clínico del abogado, éste podría resultar afectado. ”Él es paciente vulnerable porque tiene asma, porque tiene problemas de corazón y porque es hipertenso por la edad, entonces le estamos pidiendo mucho a Dios que nos lo proteja”, dijo.

Y con respecto a los recientes casos de sarampión que se presentaron dentro del Reclusorio Norte, Yadhira Carrillo precisó: “también está controlado”.

La intérprete, quien en todo momento portó una mascarilla para protegerse del covid-19, aprovechó la oportunidad para enviarle un consejo a las personas, haciendo total hincapié en que es “momento de actuar con responsabilidad”. “Si no tienen que salir no salgan, si estamos quietos, también el virus se queda ahí contenido y quieto. Yo estoy en casa”, sentenció la esposa del abogado, quien fue detenido y acusado por supuestos nexos con la delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita debido a la venta irregular de un terreno mediante una supuesta empresa fantasma.