Así como la familia pasó ratos felices, también hubo dudas y desesperación durante la lucha por la vida de Dante y uno de los momentos más difíciles en el video es cuando el actor su frustración.<br />

Youtube @Famigovios

Ferdinando Valencia y Brenda Kellerman comparten video con sus últimos momentos junto Dante

facebook

twitter

whatsapp

Email

La pareja se despide de su bebé Dante Valencia luego de que perdiera su lucha contra la meningitis con tan sólo 100 días de nacido

El pasado sábado 3 de agosto el actor mexicano Ferdinando Valencia y su esposa Brenda Kellerman anunciaron la lamentable noticia de que su pequeño mellizo Dante, perdió la vida luego de 100 días de nacido tras una lucha contra la meningitis.

El día de ayer por la tarde, la pareja compartió un emotivo video blog en el que compartió junto a su familia no sólo la batalla del pequeño mellizo por salvar su vida, sino también momentos felices junto a su bebé, y todas las sonrisas que, dentro de la tragedia, brindaron esperanza a toda la familia Valencia Kellerman.

La meningitis, que pudo ser contraído por razones virales o bacterianas, y con la que el bebé Dante resultó infectado, provocó que su sistema nervioso central se viera alterado.

Durante los intentos por salvar la vida de su hijo, Ferdinando se encontró rezando por esperanza y, con lágrimas en los ojos, se prometió así mismo que, si Dios se llevaba a su mellizo, desearía que no fuese en vano; uno momento no sólo emotivo, sino desgarrador.

“Nos negamos a pensar que todo esto sea en vano, queremos pensar que hay un propósito detrás de todo esto, queremos que todo esto que, aparentemente, es malo, tenga un objetivo en el nombre de Dios”, explicó Valencia luego de se le anunciase a la familia que el bebé Dante tendría una amputación.

Finalmente, en el video que se subió la tarde de ayer al canal de @Famigovios, un video con la recopilación de fotos y videos de la familia con el mellizo, acompañado de la canción “No llores por mí”, de Tercer Cielo, concluyó la emotiva despedida de los Valencia Kellerman al pequeño bebé.