Reuters Photographer/REUTERS

Relacionan a hija de Vicente Fox como integrante en la organización NXIVM sobre trata de mujeres

facebook

twitter

whatsapp

Email

Testigos recientes en el juicio en contra de Keith Raniere asocian a Ana Cristina Fox por hacer "promoción de boca en boca"

En Nueva York continúa el juicio en contra del líder del culto NXIVM, Keith Raniere, y con cada sesión o testigo, nuevos nombres de presuntos cómplices salen a la luz.

Ana Cristina Fox, hija del ex presidente de México, Vicente Fox, fue mencionada como posible involucrada en la secta disfrazada de cursos "autoayuda".

En el 2017 el medio The New York Times publicó la investigación en la que víctimas de NXIVN revelaron las prácticas dentro de un subgrupo de la organización, llamado DOS.

En esta vertiente de NXIVM, se descubrió la forma en que Raniere obligó a mujeres dentro del culto a participar en prácitcas sexuales; también surgieron pruebas de que las participantes eran marcadas con hierro caliente, como sí fuesen ganado, dejando grabadas en ellas sus iniciales "K" "R".

Extorsión, fraude, labor forzada, tráfico sexual y crimen organizado, privación de la libertad y abusos a niñas menores de edad, son algunos de los cargos que enfrenta actualmente Raniere.

El periódico estadounidense agregó que Keith Raniere y Allison Mack, actriz ex protagonista de Smallville que se declaró culpable de complicidad en DOS, son las principales cabezas dentro de la operación, sin embargo, aún falta resolver si hubo más personas dentro.

De acuerdo al artículo publicado por Forbes, se cree que Cristina Fox participaba activamente dentro de NXIVM realizando el trabajo de "promoción de boca en boca".

Desde que ambas publicaciones estadounidenses dieron a conocer los turbios secretos detrás del "grupo de superación personal", se dijo que una lista de "mexicanos pudientes" eran parte importante dentro de la secta.

Esta semana un testigo mencionó Emiliano Salinas Ocelli, hijo del ex presidente Carlos Salinas de Gortari y a Rosa Laura Junco, hija del principal directivo de Grupo Reforma como parte de los mexicanos dentro de la operación; de esta última se presume que prestó propiedades para Raniere, las cuales funcionarían como "casas de sororidad" para las integrantes de la secta.

Aunque los cargos a los que enfrenta Keith Raniere son por mucho perturbantes, cabe aclarar que aunque Ana Cristina, Emiliano y Rosa Laura, se han identificado como partes importantes en NXIVM, hasta el momento no hay un testigo o pista que relacione a ninguno, dentro de la secta sexual, DOS.

El jueves 23 de mayo, Emiliano Salinas lanzó un comunicado en redes para explicar su versión de la historia.

"Durante el período de mi asociación comercial con la empresa NXIVM, jamás participé o estuve involucrado de forma alguna con DOS y, como se ha revelado en la propia cobertura del caso, sus integrante siempre negaron la existencia de las prácticas que hoy se conocen sobre el grupo", explicó el hijo del ex presidente.

"Cuando a principios del 2018, una conocida involucrada en DOS decidió relatarme sus experiencias renuncié y corté de manera inmediata cualquier tipo de contacto con NXIVM, esto con una profunda consternación por las atrocidades que escuché", afirmó Salinas Ocelli.

Por otro lado, Ana Cristina Fox no ha dado declaraciones sobre el tema, al igual que Rosa Laura Junco.