Ver video

#FreeBritney, la petición para que Britney Spears se libere de su papá

facebook

twitter

whatsapp

Email

A sus 38 años, la cantante no puede hacer nada sin la autorización de James Spears

Si de algo ha sido emblema Britney Spears desde hace 13 años, eso es de que se puede superar cualquier adversidad. No es gratuito que uno de los mantras preferidos de los millennials para enfrentar lo duro de la vida sea: Si Britney pudo sobrevivir a 2007, tú puedes soportar hoy ('If Britney survived 2007, you can handle today').

Bajo ese pensamiento, ha sido duro saber que el tiempo, el showbiz y hasta el padre de la cantante han sido duros con ella, al punto en que su propio papá, James Spears, no ha demostrado ser más que un tipo cruel, avaro y abusivo.

La afirmación viene de que desde hace unos días, los fans de Britney Spears comenzaron un movimiento llamado #FreeBritney (Liberen a Britney) que lucha por defender a la cantante de la tutela de su papá, quien desde hace más de 12 años ejerce control absoluto sobre los bienes de la cantante y las decisiones sobre su carrera.

Y es que tras años de litigios, Britney ha vuelto a la pelea por la liberación de sus derechos, pues hasta hoy, a sus 38 años de edad, ella no tiene el control de administrar su dinero ni tiene la potestad de decidir sobre lo que quiere hacer con su vida.

¿Cómo se llegó a eso?
Todo empezó hace 12 años, cuando después de la crisis mediática de la cantante y su famosa rapada y el ataque con sombrilla a los medios, su papá tomó el poder de todo lo que ella ha construido con su trabajo con el argumento de una supuesta incapacidad mental causada por una demencia prematura.

Cuando hace más de una década su padre pidió la tutela legal de sus bienes y acciones sobre su carrera, el pedimento procedió de manera momentánea, pero se ha extendido hasta hoy.

Y no parece gratuito que el papá no quiera soltar su poder si la cantante no deja de trabajar. Porque aún bajo el estigma de desequilibrada, desde que su padre tiene el control de su vida, ella ha sacado cuatro discos, cerca de 10 perfumes y ha hecho tres giras mundiales, las exitosas presentaciones de las Vegas, además de participar en The X Factor. Lo que supone que Britney ha facturado por año unos 138 millones de dólares que, paradójicamente, no puede tocar.

El próximo 22 de julio, Britney irá a una audiencia para revisar la tutela frente a un juez y tratar de que se elimine. Por lo pronto, varias cantantes, entre ellas Cher , JLo y Miley Cyrus han expresado abiertamente la admiración que sienten por Britney y le han mandado mensajes de apoyo para que su papá le devuelva lo que le pertenece, porque en el colmo de las cosas, incluso él sigue cobrando un sueldo por manejarle la carrera.