Kim Kardashian asegura que no cambiará su estilo sensual aún como abogada

facebook

twitter

whatsapp

Email

Aunque la ex de Kanye West continúa estudiando leyes, en ningún momento contempla renunciar a una selfie sexy o adoptar una estética más "seria"

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Luego de 14 años y 20 temporadas al aire, el reality show Keeping Up With the Kardashians llegó a su fin. La familia ahora se reúne en una entrevista de dos partes con el presentador estadounidense Andy Cohen, en donde repasa algunos de los momentos más icónicos del clan Kardashian-Jenner.

Durante esta plática, el famoso entrevistador abordó a Kim Kardashian con un duda bastante genuina sobre sus estudios en leyes y su futuro como una abogada con certificado.

Cohen preguntó a la socialité si, después de finalmente convertirse en abogada, llegará la ex de Kanye West a renunciar a su estética provocadora y sensual que siempre ha presumido en sus redes sociales.

La hermana mayor de Kylie Jenner no dudó en contestar que, efectivamente, ya había meditado sobre el tema, pues en algún momento también llegó a considerar cambiar por completo su estilo y la manera que se presenta al mundo, quizá intentando looks más "serios", sin embargo, en una gran lección de empoderamiento femenino, revela que no piensa cambiar su esencia, pues se considera una mujer que puede con todo.

"Pensé, 'tú puedes hacerlo todo, puedes hacer todo lo que quieras'. Recuerdo haber ido a la casa blanca y pensar, 'uf, hace rato publiqué una foto en bikini, espero que no vean mi Instagram mientras estoy aquí', pero luego pensé, 'tienes que ser tú misma'", reveló.

La empresaria admitió que hay algo que la llena de vida y emoción y es el hecho de tener 40 años y sentirse viviendo la mejor versión de ella misma, tanto física como emocionalmente, por lo que asegura que no hay razón para no disfrutarse así misma: "Quiero poder publicar una foto en bikini mientras estudio, si eso es lo que quiero".

Por otro lado, reveló que también es consciente de la limitaciones que pueden existir en su vida al respecto, como evitar "avergonzar" a sus hijos cuando en algún momento estén en secundaria y vean sus sensuales selfies.

En el debate, sobre dónde deberían dibujarse los límites entre una foto sugerente y algo inapropiado, las Kardashian revelaron que dentro de sus grupos de chat suelen compartir sus fotos y preguntar si una selfie "es demasiado explícita".

Kim por su parte admitió que sigue los consejos de sus hermanas y madre a pesar de que hay fotos que ama y le encantaría subir a sus redes sociales.

"Yo las escucho, solo que es el Día Nacional de la playa y yo estaba debatiendo si podría subirla", bromeó.