Televisa

Estos son los mitos más extraños sobre la menstruación alrededor del mundo

facebook

twitter

whatsapp

Email

En el siglo XXI, hay lugares en los que las mujeres no pueden cocinar porque contaminan la comida o bañarse cuando están en sus días


La menstruación es un tema que históricamente ha acarreado un sinnúmero de ideas erróneas, mitos y malas concepciones en la mayoría de las culturas. Mi mamá alguna vez me contó que mi abuela creció “en el monte”, prácticamente en medio de la nada. Mi abuela andaba descalza por la vida; ayudaba en casa y jugaba en el corral con el resto de sus hermanos, siempre sin zapatos. Pero, cada mes, cuando llegaba su menstruación, todo cambiaba… su madre la obligaba a usar sandalias, porque “las mujeres no deben caminar sin zapatos cuando están en esos días”.

Esa creencia pasó por varias generaciones en mi familia, hasta que los avances de la medicina y una sociedad ligeramente más abierta, permitieron que se olvidaran y que esa historia llegara a ser solo eso, una anécdota.

Pero sigue habiendo países, e incluso zonas en México, en donde todavía se tienen creencias arraigadas y muy extrañas sobre la menstruación. A pesar de que vivimos en un momento histórico donde la información médica se ha vuelto más accesible, estos mitos no han perdido fuerza.

En La India, no puedes cocinar si estás en tus días

Según un reportaje de The New York Times sobre el tabú de la menstruación, todavía existen secciones del país en las que no les explican a las niñas qué pasará con sus cuerpos. Solo les hablan sobre la menstruación cuando por fin llega, y la explicación no es muy alentadora: “cuando tienes la regla, no puedes cocinar porque contaminas la comida. No toques las figuras de tus dioses porque los deshonrarías. No uses pepinillos porque se pudrirán en cuanto los toques”.

En este testimonio de una chica de Uttar Pradesh, un estado de la India, la joven explica que esa creencia también la tiene su madre, ya que ha sido un conocimiento transmitido de generación en generación en su familia.

En Afganistán, tienes prohibido bañarte

En este país existen creencias bastante arraigadas sobre la menstruación. Un reporte de la UNICEF habla precisamente de esto. “No te puedes bañar. No puedes cocinar y a veces te ignoran hasta que se te pasa la regla”.

Para muchas mujeres de Afganistán es un asunto que aún se trata con mucha discreción, como si fuera un secreto, y sigue rodeado de creencias falsas. Además existe un gran porcentaje de mujeres que prefieren no decir nada a sus familias, porque una vez que llega su primera menstruación, podría significar que ya son lo suficientemente maduras para casarse .

En Rusia, los tampones son todo un tema

En un territorio tan grande que tiene influencias de las creencias tanto de Europa como de Asia, el tema es complicado. Además, el cambio generacional marca también una diferencia.

Según un estudio realizado en distintas zonas del país, las mujeres mayores de 25 años aprenden sobre la menstruación y su ciclo por medio de otra integrante de su familia. Sin embargo, las mujeres menores de 25 buscan información en Internet, videos y tutoriales en YouTube y no temen preguntar.

Aún así, todavía hay mitos arraigados al rededor de este tema. Ese mismo reporte dice que, por ejemplo, hay quienes piensan que los tampones pueden generar infertilidad, o perderse “dentro del cuerpo”. Las religiones dominantes en el país influyen mucho también en la educación e higiene alrededor de la menstruación.

En Japón, las mujeres no pueden preparar sushi

Japón es uno de los países más modernos en este planeta. Están siempre a la vanguardia en la tecnología y pareciera que viven en el futuro, sin embargo, hay temas que no han dejado que avancen hacia el siglo XXI con ellos, por ejemplo, la creencia de que las mujeres no pueden hacer sushi por culpa de la menstruación.

En una entrevista para el Wall Street Journal , Yoshikazu Ono, hijo del famoso maestro del sushi, Jiro Ono, explicó por qué el sushi es un platillo que debe ser preparado por hombres: “las mujeres menstrúan. Para ser profesional es necesario tener un sentido del gusto que sea constante; sin embargo, el ciclo menstrual provoca que las mujeres tengan un desequilibrio en el sentido del gusto. Por esa razón no pueden ser chefs”.

Claro que en la actualidad han comenzado a surgir, poco a poco, mujeres que hacen a un lado esta creencia y deciden convertirse en chefs . Sin embargo, les ha costado mucho trabajo lograr que la gente deje de ver su trabajo como algo negativo.

En la zona rural de Zambia, las niñas temen que les hagan brujería

A pesar de que en este país africano la menstruación es un tema tabú, tiene una ley laboral llamada “día de las madres” que permite que las mujeres se ausenten de su trabajo una vez al mes sin necesidad de dar explicaciones, solo necesitan llamar a su oficina y pedir su “día de las madres”. Esto aplica para cualquier mujer trabajadora, sea casada o soltera, sin importar si es madre.

La ley ha generado polémica pues algunas personas creen que, en teoría, una mujer podría pedir un día cualquiera al mes y fingir que se trata de su menstruación. Sin embargo, las mujeres que realmente sufren durante su periodo, sienten que es un gran beneficio y les permite descansar y no sentirse incómodas en sus oficinas durante ese día.

En contraste a este fenómeno, las niñas en zonas rurales todavía luchan con las creencias antiguas en cuanto al tema de la menstruación. Hay estudios que reportan que la higiene en los baños de las escuelas es pieza clave para que las chicas asistan a clases cuando están menstruando.

Un estudio reveló que hay niñas que prefieren tirar sus telas o trapos con sangre en las letrinas, en lugar de tirarlos a la basura, porque les da miedo que alguien los tome del bote y use la sangre para hacer brujería en contra de ellas.

En Nepal, las mujeres deben ser aisladas

Chaupadi, así se llama la tradición en la que, como las mujeres se consideran “impuras” durante su periodo, deben ser aisladas. No pueden entrar a sus propias casas, y deben permanecer en pequeñas cabañas, muchas veces diseñadas para el ganado, durante todos los días que dure su menstruación.

Este ritual se declaró ilegal en 2005, y para 2017 ya se había tipificado como un delito que podría llevar a quien siga aislando a las mujeres a pasar hasta tres meses en la cárcel. Además, existen casos registrados de personas que han muerto en estas chozas de aislamiento. A pesar de todo, hay familias que siguen apoyando esta tradición.

En Bangladesh, hay que enterrar las telas menstruales para no atraer espíritus

Sí, una de las creencias en este país es que, al terminar el periodo, las mujeres deben enterrar las telas que usan durante la menstruación. De lo contrario, podrían atraer espíritus malvados por culpa de la sangre.

Cuando están en sus días, las mujeres deben levantarse antes de que salga el sol y salir a escondidas al pozo más cercano para lavarse antes de que los demás se levanten. Deben esconder las telas menstruales que van a usar para que no las vean los hombres de su familia.

En Filipinas, la ropa interior de la primera menstruación se unta en la cara

En aquel país, por generaciones se ha pasado la tradición que sugiere que, cuando a una mujer le baja por primera vez, debe enjuagar su ropa interior y luego pasarla por toda la cara para evitar acné.

Se ha comprobado que esto no ayuda en nada , de hecho, es antihigiénico. Además, es normal que salga acné durante la menstruación, debido a cambios hormonales.

También existe la creencia de que, cuando te llega tu primer periodo, debes brincar tres veces seguidas, o dar tres pasos hacia adelante, para que solo te dure tres días. En realidad es imposible decidir cuántos días queremos que dure la menstruación.

En Polonia, si tienes sexo cuando estás en tus días, puedes matar a tu pareja

Europa no se salva de tener creencias extrañas alrededor de la menstruación. Una de las más populares en Polonia dice que tener relaciones sexuales durante el periodo es poco saludable para la mujer, además de que podría ocasionar que la pareja muriera por entrar en contacto con la sangre.

En países como España, Italia y Hungría, no puedes hornear pan

Existe la creencia en varios países europeos de que, si intentas hornear cuando estás en tus días, el pan no se va a levantar.

Aunque la menstruación no tiene nada que ver con el proceso para preparar la masa o meter al horno la mezcla, todavía existe gente en estos países que cree que un pastel puede arruinarse por completo por culpa de la regla.

En algunas zonas de Bolivia, la sangre de la menstruación se relaciona con el cáncer

Una investigación de la UNICEF demuestra que las jóvenes en áreas rurales del país, todavía atraviesan por bastante desinformación en torno a su periodo. Algunos de los testimonios que encontraron relatan cómo las chicas tienen que guardar sus toallas o trapos para la menstruación cuando están en la escuela y esperar para tirarlos en casa.

Esto debido, primeramente, a que no todas las instituciones escolares cuentan con botes de basura en las letrinas pero, además, porque existe la creencia de que si la sangre en esas toallas o telas se quema o se mezcla con otra basura, las mujeres podrían desarrollar cáncer.

A pesar de que poco a poco se empieza a ver con más naturalidad el tema de la menstruación, aún existen lugares en el mundo en el que la desinformación sigue esparciéndose y haciendo que las mujeres se sigan sintiendo avergonzadas, sucias, o que valen menos cuando llega su periodo.