Ver video

Consuelo Duval revela por primera vez que dejó al padre de sus hijos por adicto y violento

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz abrió su corazón sobre este duro momento de su vida; tomó la decisión al ver que comenzaba a maltratar a sus hijos

Como pocas veces, Consuelo Duval se abrió de capa en una entrevista con Mara Patricia Castañeda . Ahí no sólo contó lo mucho que ama a Yolanda Andrade, amiga incondicional que ha estado en los momentos más difíciles de su vida, sino que hasta se atrevió a contar por primera vez por qué terminó la relación con el padre de sus hijos, Paly y Michel.

La Neta Divina reveló que Alexis Ayala fue quien le presentó a Ariel, su exesposo, cuando todavía estaba en el Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa.

“Me lo presenta Alexis Ayala que fue a ver una obra de teatro, mi examen final y entonces este padre de mis hijos biológicos le dice 'con ella me voy a casar'. Me presenta con él, y yo digo: es el cuero más cuero del mundo y termino el CEA embarazada", contó.

El embarazo no cayó muy bien a sus hermanos, quienes fueron los primeros en enterarse y quienes le recomendaron que se casara para no darle un disgusto a su papá, con quien en ocasiones anteriores, Consuelo reveló haber tenido una relación de mucho amor que se complicó al morir su madre.

“Nos tenemos que casar o me mata mi papá” fue lo que Consuelo atinó a decirle a Ariel, con quien se casó por el civil. Todo transcurrió relativamente normal hasta que nueves meses después de haber dado a luz a su primer hija y tener al segundo, comenzó a darse cuenta de que las cosas cada vez eran más raras.

Notaba cosas raras en él. Trabajaba de noche y, entonces, llegaba y había que no hacerle ruido”, nada fuera de lo común hasta que un día, tras una reprimenda a su hijo Michel, Consuelo se dio cuenta de que las cosas no sólo eran raras sino que no iban bien.

“Un día, me acuerdo que le pegó a Michel y entonces a la hora de bañarlo él vio su mano en la pompa de Michel, que tenía como dos años y medio (...) Le dije: 'Eso no se le hace a un hijo' y, de repente, oigo que está ¡ah! —quejándose—; se estaba dando en la mano con la puerta, se estaba como flagelando. Ahí fue cuando dije, uhm, algo está mal, este no está en sus cabales", relató.

La sospecha de que su esposo consumía drogas, vino la dura comprobación: "un día nos vamos a pasear y se mete al baño, cuando sale veo que lo negrito de sus ojos está al triple de grandote que antes de entrar”, contó.

Consuelo aclaró que ella “estaba tan clavada con ser mamá, en el papel de esposa abnegada y ejemplar” que no se dio cuenta de que su esposo en ese momento se metía drogas. “Era más grande su violencia cada día (...) Un día me levantó la mano y le dije: 'Ni se te ocurra porque le digo a mis hermanos y no te la vas a acabar'".

Tras darse cuenta de su realidad, Consuelo comenzó a planear la separación, porque ya no tenía confianza ni de que estuviera con sus hijos. Le pidió hacerse pruebas de laboratorio bajo el acuerdo de que si el resultado salía positivo, él se iría y no volvería a acercarse a sus hijos hasta estar recuperado.

Él volvió sin presentar los resultados, solo ha hacer su maleta. Se fue y tras más de 20 años, no volvió a estar en sus vidas.