José Eduardo Derbez y la vez que su mamá lo cacheteó; lo encontró con dos chicas

facebook

twitter

whatsapp

Email

"Así como llora, pega"; describió el menor de los varones Derbez sobre la cachetada que Victoria Ruffo le puso a los 15 años

La pubertad, ganas de adrenalina o simplemente la mera imprudencia, fueron algunos de los ingredientes que, mezclados en un José Eduardo Derbez de 15 años, lograron colmar la paciencia de su madre.

Durante la reciente visita del actor al programa de Unicable, D-Generaciones, el menor de los varones Derbez compartió la anécdota de cuando su madre, Victoria Ruffo, lo descubrió en su cuarto con dos amigas de su edad; en la escena del acto, la actriz de telenovelas descubrió caballitos de tequila y dos chicas escondidas en la tina del baño.

Todo comenzó cuando los presentadores, Michelle Renaud, Arath de la Torre y Daniel Sosa, preguntaron a José Eduardo si durante un regaño alguna vez le pegaron cuando era pequeño a lo que el contestó que no, pero que, sin embargo, su mamá si llegó a ponerle una cachetada, e incluso confesó que la actriz tiene mano pesada.

“Mi mamá si me pegó una cachetada, pero ya como a los 15 años”, explicó José Eduardo, mientras los conductores, bromearon con el hijo de Victoria Ruffo.

Renaud preguntó si la cachetada había sido “de telenovela”, a lo que José Eduardo respondió: “Tiene buena mano, eh. Así como llora, pega, imagínate”, provocando la risa del público.

“Estaba con dos amigas, primero chequé que mi mamá ya estuviera dormida”, comenzó a relatar la dolorosa anécdota, de cuando a sus 15 años metió a dos amigas a su cuarto sin que su madre se diera cuenta.

“Le marqué a dos amigas y les dije: cáiganle. Y entonces, nos metimos a mi cuarto, para echar coto. Ellas pusieron música y pues echamos por ahí unos traguitos coquetos. Y mi mamá escuchó las risas y la música”.

José Eduardo relató que cuando su madre bajó las escaleras para saber qué pasaba en su cuarto, el actor de ahora 27 años metió a sus amigas al baño, específicamente en la tina, para que se escondieran.

De acuerdo al relato del joven Derbez, Victoria Ruffo descubrió los caballitos de tequila en los que estaba tomando su hijo y sus amigas, por lo que no dudó a buscar a las “invitadas” hasta el último rincón de su habitación.

Cuando su madre descubrió a las dos chicas en el baño, José Eduardo Derbez admitió que su mamá fue muy educada, aun cuando en realidad estaba molesta.