REUTERS

UESLEI MARCELINO/REUTERS

7 Puntos para entender el problema en los incendios de la Amazonia y cómo ayudar al caso

facebook

twitter

whatsapp

Email

En Brasil se queman “los pulmones del planeta” mientras su presidente, Jair Bolsonaro, presuntamente se deslinda y culpa a las ONG del país

Durante el último par de días, una serie de fotografías y publicaciones han comparado la tragedia de Notre Dame en llamas con la actual selva amazónica cubierta en incendios, sin embargo, algunas existen fuertes razones por las que ambos escenarios no son iguales; algo que no sólo es una pesadilla para la flora y fauna de Brasil, sino para el resto del mundo, quien se alimenta con el 20% de oxigeno que la selva provee.

Aquí todo lo que necesitas saber sobre los incendios en Amazonas, el problema político entre las ONG y su el presidente brasileño Jair Balsonaro; también algunas formas en las que puedes ayudar en la situación.

Todo comenzó desde enero de 2019

CNN reportó que de acuerdo con el Instituto Nacional de Investigación Espacial de (INPE) los incendios en Brasil se han elevado en más del 80% desde el año pasado, lo que representa 74 mil 155 incendios en el 2019.

Fue en enero de este año cuando la taza de fuego en la selva se disparó, por lo que para el 21 de agosto las imágenes espaciales de la región amazónica demuestran un cambio evidente.

Desde el espacio se observa un hueco de hectáreas verdes donde, hasta hace menos de seis meses, existían los llamados “pulmones del planeta tierra”, los cuales representan el 20% del oxígeno en la tierra.

Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, parece quedarse de brazos cruzados

En enero de 2019, un reporte de New York Times reveló que, en su primer día como presidente de Brasil, Jair Bolsonaro “socavó los derechos de los indígenas en la región amazónica.

El mandatario, exlegislador de extrema derecha y capitán retirado del Ejército brasileño, otorgó al Ministerio de Agricultura la responsabilidad de proteger los territorios indígenas, algo que anteriormente estuvo a cargo de la Fundación Nacional del Indio.

En aquel momento, la decisión pronosticaba el interés del presidente por priorizar en el aumento de exportaciones agrícolas por encima del ecosistema selvático, por lo que buscaría obtener más tierra de cultivo para cubrir la demanda de exportación de soya a China, Carne a Europa y Estados Unidos, azúcar a Pepsi y Coca Cola y madera a Europa, Canadá y Estados Unidos.

La desinformación ha sido aliada del incendio, por lo que tiene tres semanas y parece terminar

La opinión pública alrededor del mundo se ha preguntado cómo la catástrofe del incendio en la iglesia de Notre Dame tuvo mayor difusión de forma global mientras los incendios en la selva amazónica siguen en fuego y nadie “se había dado cuenta”.

Refinery 29 describió esto como resultado de la “pésima cobertura” a desastres ambientales en medios de comunicación, al mismo tiempo en el que el gobierno brasileño se ha hecho de la vista gorda, negando el problema y desviando la atención del problema; esto dándole más tiempo al fuego de continuar arrasando.

Bosonaro es abiertamente negado a la existencia de un cambio climático

Un reporte de la BBC reveló en julio de este año como Bolsonaro, desde su primer año como presidente de Brasil y “adueñándose” de la región amazónica desde su primer día de mandato, comenzó a deforestar la selva.

El reportaje ofreció imágenes satelitales de la Amazonia en la que, en aquel momento, se observaban un área vacía de fauna y con un tamaño de lo que aproximadamente podría ser campo de fútbol americano.

Sobre la situación, el presidente asegura que todo es parte de un plan de desacreditación

Cuando se le cuestionó a Bolsonaro por la situación de los incendios y cómo es que se habían provocado, el mandatario primero achacó el problema a la temporada del año, asegurando que era normal que los agricultores quemaran sus tierras durante estas épocas del verano.

El ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, tuiteó el miércoles que los incendios habían sido producto del clima seco, el calor y el viento, sin embargo, expertos sobre el tema, como Haley Brink, meteorólogo de CNN declaró que esto debía ser imposible: “definitivamente (los incendios) son inducidos por el hombre”, expresó Brink.

Finalmente, en entrevista con medios internacionales, Jair Bolsonaro aseguró, sin demostrar con pruebas, que los incendios se trataban de un plan de desacreditación a su administración por parte de organizaciones no gubernamentales, como respuesta a los recortes presupuestales que sufrieron este año, por parte de su gobierno.

“Esta gente está sintiendo la falta de ese dinero, así que puede estar habiendo actividades criminales de miembros de ONG que quieren llamar la atención contra mí y mi gobierno; esa es la guerra que estamos enfrentando”, expresó Bolsonaro.

Algunas ONG ambientalistas del país sudamericano han tachado de “irresponsables” las declaraciones del primer mandatario, agregando que dichas acusaciones no tienen pruebas ni fundamentos.

El mundo exige una solución pronta antes de que sea demasiado tarde

Celebridades como Ariana Grande, Demi Lovato entre otros, han declarado su preocupación por la situación en la Amazonia.
“Si no eres de Brasil y no tienes idea de lo que está pasando ahí, te lo explicó: la selva más grande del mundo está incendiándose desde hace 16 días. Y a los medios de comunicación no les importa un carajo #PrayforAmazonia”, tuiteó Grande.

¿Qué hacer para ayudar a la situación?

Más allá de compartir información en redes sociales y hacer consciencia social sobre los incendios en Brasil, una forma efectiva con la que alrededor del mundo se puede ayudar a la situación es donando través de Amazón Frontline.

Otras formas de donar pueden ser en Cool Earth, organización con servicio de “impuesto ecológico”, donde puedes donar del uno al cinco por ciento de tu ingreso, y así apoyar a organizaciones de caridad que trabajan para mitigar el desastre climático.