Chris Pizzello/Chris Pizzello/Invision/AP

Siguen los problemas para Forever 21: ahora los demanda Ariana Grande

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante impuso una demanda contra la marca por imitar su imagen en una campaña

Parece que los problemas de Forever 21 están lejos de terminarse, ya que, luego de que se anunciara que estaban considerando declararse en bancarrota, la marca está siendo demandada por Ariana Grande.

La cantante presentó una demanda por 10 millones de dólares en contra de la firma, alegando que usaron su nombre, imagen y propiedad intelectual para fines promocionales.

En documentos obtenidos por CNN se establece que que Forever 21 publicó alrededor de 30 imágenes y videos no autorizados, en los que aparece una modelo con una imagen basada en la de la intérprete.

Además, se asegura que en algunas prendas se incluyeron letras de las canciones de la artista sin su consentimiento.

En la cuenta de Instagram Diet Prada, se presentó una comparativa de la campaña, en la que aparece una chica con un atuendo metálico, accesorios de peluche y un peinado casi idéntico al que porta Grande en el video de “7 rings”.

“Forever 21 no comenta sobre litigios pendientes según la política de la compañía. Dicho eso, mientras disputamos las acusaciones, somos grandes partidarios de Ariana Grande y hemos trabajado con su compañía de licencias en los últimos dos años. Tenemos la esperanza de que encontraremos una solución mutuamente aceptable y podamos seguir trabajando juntos en el futuro”, fue la respuesta de la marca a CNN.

Este proceso legal llega en un momento difícil para Forever 21, ya que recientemente se anunció que es muy probable que se declaren en bancarrota.

De acuerdo a Forbes, ejecutivos estaban buscando asesorarse para mejorar la situación, sin embargo, las posibles soluciones no estaban rindiendo frutos, por lo que la mejor opción era que se cerraran varias de sus tiendas.

A través de los años, la firma se ha visto envuelta en decisiones polémicas, una de ellas, cuando incluyeron barritas de dieta en algunos pedidos, pero principalmente en los de tallas plus size.

Además de acusaciones de de apropiación cultural y plagios en el diseño de varias prendas.