SrdjanPav/Getty Images

Pacientes con rellenos faciales y botox presentan efectos secundarios tras vacuna contra COVID

facebook

twitter

whatsapp

Email

La Administración de Medicinas y Alimentos (FDA) documenta casos de hinchazón facial leve tras vacunación en tres pacientes

La reciente autorización para la distribución y aplicación de la esperada vacuna contra el COVID llegó a la par del inicio del 2021, y con esto una nueva esperanza a un regreso a la normalidad que el mundo conocía antes de lo que en marzo del 2020 se convirtió en una pandemia por coronavirus.

En Estados Unidos, Pfizer-BioNTech y mRNA- 1273 (Moderna) son las dos vacunas autorizadas por la Administración de Medicinas y Alimentos (FDA), todo esto tras exhaustivos estudios y ensayos clínicos, comprobando no solo su efectividad sino también la seguridad que brinda a quienes reciben las dosis.

En tres casos muy específicos, se han reportado efectos secundarios tras la vacunación, todos coincidiendo en un historial con rellenos dérmicos como el botox. En recientes reportes liberados por el comité asesor de la FDA, se reveló que estas personas que habían recibido anteriormente rellenos faciales, y horas después de su vacuna, experimentaron reacciones ligeras, todo esto durante ensayos de la vacuna con la dosis de Moderna.

De acuerdo a la investigación de POPSUGAR , fueron únicamente tres personas con historial en rellenos cosméticos quienes presentaron una hinchazón facial ligera tras recibir su dosis de Moderna. Dos de estas personas presentaron los efectos secundarios de manera inmediata, mientras que el tercer caso se reportó dos días después de la vacunación.

"Puede ser que la hinchazón se deba a una reacción inflamatoria de una interacción entre la respuesta inmune después de la vacunación y el relleno dérmico. Algunas personas simplemente tienen una pequeña respuesta inmune debido a los ingredientes que se inyectan tan juntos", mencionó Suzanne Trott, médico en cirugía cosmética, durante entrevista con POPSUGAR.

Otro punto a considerar es que no se ha dado información clara aún sobre qué tipos de rellenos recibieron las tres personas que presentaron hinchazón facial. Si fueron fillers de laboratorios como Juveerm, Rastylane, Bellafill o alguno más en el mercado, sigue siendo información desconocida, por lo que médicos recomiendan no llegar a conclusiones precipitadas.

Toda esta información podría parecer alarmante, sin embargo la Asociación de Medicina y Cirugía Estética liberó un reciente comunicado en el que compartió el seguimiento que se le dio a dichos pacientes, explicando que:

"Los incidentes que se informaron son muy raros y estas reacciones de hinchazón facial han sido leves, mismas que respondieron rápidamente a tratamiento con esteroides orales y/o antihistanímicos orales".

También se confirmó que en ningún caso se requirió una hospitalización, así como tampoco llegó a considerarse un riesgo mortal o con posibles complicaciones a largo plazo.

Se mencionó además que, "tener antecedentes con rellenos dérmicos no debe ser un impedimento para que el público se vacune", aclarando una recomendación positiva a recibir la vacuna contra COVID, basada en un muy pequeño y raro número de casos con efectos secundarios, presentados con una gravedad mínima y con ausencia de complicaciones a largo plazo.

"Los riesgos de adquirir y ser infectado con el virus COVID-10 superan con creces los riesgos de una reacción a una de las vacunas si el paciente tiene antecedentes de uso de rellenos dérmicos", explicó el texto publicado desde el sitio web de la asociación.

De igual manera, se recomendó además, que incluso con rellenos de botox, era altamente segura la vacuna contra el coronavirus, también la asistencia médica en caso de presentar algún efecto de hinchazón, la cual posiblemente requiera de antihistamínicos como Benadryl o Zyrtec.