Así se vivió la marcha feminista de la CDMX; mexicanas comparten historias de impunidad y feminicidios

"Las paredes se pintan, pero las mujeres no regresan": mujeres se manifiestan en Glorieta Insurgentes contra agresión sexual y feminicidios

logo

Luego de que el lunes 12 de agosto, mujeres de la Ciudad de México se manifestaran a las afueras de la Fiscalía General, en búsqueda de respuestas por el caso de una adolescente presuntamente violada por cuatro elementos de la policía de la ciudad, este viernes 16 de agosto se llevó una marcha multitudinaria a en la glorieta de Insurgentes con seguimiento al caso.

Mexicanas y mexicanos de todas las edades se dieron cita alrededor de las 18:30 hrs. en la estación del metro Insurgentes, vestidos de negro, con pañuelos verdes y morados, pancartas y brillantina rosada; este último aditamento como recuerdo de la agresión hacia Jesús Orta, tituar de la SSC, quien el lunes fue bañado en glitter rosa por movimientos feministas de la CDMX.

En punto de las 19:00 hrs, la marcha comenzó a navegar por toda la glorieta de Insurgentes, haciendo mayor presión a las afueras de la Secretaría de Seguridad Pública; aunque la mayoría de los manifestantes marchó sin acto de vandalismo, cabe mencionar feministas radicales rayaron paredes de la ciudad desde el principio de la marcha.

Publicidad
Entre los asistentes no faltaron las madres de familia, en busca de justicia a sus hijas desaparecidas: Livia Florencio marchó por su hija Daniela Vázquez Florencio, quien apareció muerta en 2017 en Ecatepec, Edo. de México y hasta el momento no hay ningún detenido.
Robin Ruelas

Entre las manifestantes, estuvo Livia Florencio, quien con una pancarta de "se busca con recompensa", llevó la imagen de su hija, Daniela Vázquez Florencio, una joven víctima del feminicido y la impunidad en México, así lo relató su madre.

"Ella es mi hija. Fue asesinada en el municipio de Chimalhuacán el 2 de julio de 2017 y hasta el momento no hay un detenido y la fiscalía no ha puesto atención en el caso. Este cartel de 'recompensa' me lo dieron hace pocos días, pero ella lleva dos años de fallecida, mismos en los que la fiscalía no ha hecho nada", expresó la mamá de la joven.

Así, se sumaron casos más de mexicanos marchando por la justicia de sus seres queridos.

Publicidad

"Ellas son Martha Karina, Campira Camorlinga Alanís, Nancy Lara y Leslie Hérnandez. Son cuatro compañeras de la UACM que fueron víctimas de feminicidio", compartieron su cartel Mary y Alisson, protestando por aquellas amigas quienes ya no están.

"Las paredes se pintan, pero las mujeres no vuelven."

Con el grito de "señor, señora: no sea indiferente, que matan a mujeres en la cara de la gente", manifestantes pedían la atención y apoyo de la ciudadanía.

"Protesto por todas las chicas que conozco que han desaparecido y, junto a ellas, también por los jóvenes de Ayotzinapa. Nada de esto se puede quedar en el olvido. Estoy aquí en la marcha acompañando a mi hija porque ella esta muy interesada en este movimiento, por todo lo que está pasando. Yo, como mamá, me preocupo mucho", comentó Emma Martínez, una participante, y madre de familia, dentro de la marcha.

"Ellas son Martha Karina, Campira Camorlinga Alanís, Nancy Lara y Leslie Hérnandez. Son cuatro compañeras de la UACM que fueron víctimas de feminicidio", compartieron su cartel Mary y Alisson, protestando por aquellas amigas quienes ya no están.
Robin Ruelas

La manifestación tuvo una duración de poco más de hora y media y, aunque en un principio comenzó pacífica y sin daños a la vía pública, alrededor de las 20:00 hrs. comenzaron los disturbios; la estación Caminero, de la línea 1 del metrobús, fue una de las más afectadas por la marcha, terminando la noche con la mayoría de sus vidrios quebrados y pintas con aerosol.

El ambiente comenzó a volverse violento luego de que las líderes manifestantes amenazaran a reporteros y camarógrafos varones para que dejaran de tomar video o foto; también hubo molestia debido a que se pidió que todo hombre dentro de la marcha caminara exclusivamente detrás de un cordón amarillo, sin embargo medios de comunicación caminaron antes de esta señal, lo que provocó molestia.

Publicidad

Juan Manuel Jímenez, reportero de ADN 40, fue agredido físicamente con un golpe en la cara mientras transmitía en vivo para el canal. El atacante fue un hombre, quien se presume estuvo de "infiltrado buscando provocar disturbios". Así lo relató una joven quien observó el momento.

"Estábamos en la manifestación, nos quedamos un momento en pausa y al reportero, que estaba dando la noticia, lo golpeó un hombre y lo tiró al piso. Todas se acercaron en silencio, algunas lo ayudaron a levantarse, mientras que las demás fueron contra el agresor para sacarlo de la marcha. Me parece muy mal porque, precisamente, fue un hombre el que inició los golpes", comentó la chica, quien ofreció la declaración de manera anónima.

El Gobierno de la Ciudad de México liberó un comunicado con respecto a las agresiones hacia Juan Manuel Jímenez, informando que se abría una carpeta de investigación, no sólo contra el responsable, sino también con quienes vandalizaron la vía pública.

"El Gobierno de la Ciudad de México no caerá en la provocación de utilizar la fuerza pública en medio de la manifestación pues es lo que están buscando. Sin embargo, en el caso de as agresiones directas a periodistas, personas y las graves afectaciones a los edificios públicos, se han iniciado por parte de la Procuraduría General de la Justicia, las carpetas de investigación correspondientes y no habrá impunidad", se leyó en un fragmento del comunicado oficial.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México aseguro que brindará asesoría legal, así como médica y jurídica al comunicador, sin embargo, sobre el nombre del agresor aún no se tienen datos.

"Las paredes se pintan, pero las mujeres no regresan"; con estas insignias, feministas marcharon en la CDMX

"Las paredes se pintan, pero las mujeres no regresan"; con estas insignias, feministas marcharon en la CDMX

La marcha en protesta por el caso de la adolescente de 16 años presuntamente violada por cuatro policías dio inicio el 16 de agosto a las 18:30 horas desde las afueras de metro Insurgentes.

Robin Ruelas
1 / 19