¡Canadá a la vista! La Reina llega a un acuerdo con Meghan Markle y el Príncipe Harry

facebook

twitter

whatsapp

Email

La monarca envió un comunicado en el que dio a conocer el resultado de la charla con su nieto y su esposa

Después del drama que provocó la salida de Meghan Markle y el Príncipe Harry como miembros principales de la Familia Real, la Reina Isabel II decidió apoyar a la pareja, luego de una charla que duró dos horas.

“El día de hoy, mi familia y yo tuvimos pláticas muy constructivas sobre el futuro de mi nieto y su familia”, se lee en el comunicado oficial de la monarca.

“Mi familia y yo apoyamos completamente el deseo de Harry y Meghan de crear una nueva vida como una joven familia. Aunque hubiéramos preferido que se quedaran trabajando de tiempo completo como miembros de la Familia Real, respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida independiente, permaneciendo como una parte valiosa de mi familia”, agregó.

Además, confirmó que los duques dividirán su residencia entre Canadá y el Reino Unido, pero aún quedan muchos otros detalles que se resolverán en los días siguientes, entre ellos la seguridad requerida para la mudanza.

En la cumbre, que se llevó a cabo en la propiedad de Sandringham de la Reina, también estuvieron presentes el Príncipe Carlos y el Príncipe William, quien también lanzó un comunicado para aclarar los rumores de una pelea entre ellos.

“Aunque se ha negado anteriormente, una historia falsa que se publicó en un periódico británico, en la que se especulaba de la relación del Duque de Sussex y el Duque de Cambridge”, dijo.

“Para unos hermanos a quienes les importa profundamente los temas alrededor de la salud mental, el uso de lenguaje inflamatorio de esta manera es ofensivo y potencialmente peligroso”, agregó.

Por su parte, se cree que Meghan Markle participó en la conferencia a través de una llamada telefónica, ya que se encuentra en Canadá al cuidado de su hijo, Archie.

Se espera que los términos de la renuncia de los duques se resuelvan en los próximos días, según instrucciones de la Reina para evitar que el escándalo se prolongue más tiempo.