Instagram @sussexroyal

¿Quién era Peter Lindbergh? El fotógrafo de moda cuya muerte conmocionó a las celebridades

facebook

twitter

whatsapp

Email

El fotógrafo era conocido por su trabajo en editoriales de moda y famosos, entre ellos Meghan Markle, lamentaron su muerte

La noticia del fallecimiento de Peter Lindbergh a sus 74 años de edad conmocionó al mundo, pues era considerado un ícono de la fotografía y su trabajo fue trascendental para la industria de la moda.

A través de una publicación en su cuenta de Instagram, en la que aparece una de sus capturas, la familia anunció que el alemán murió el martes 3 de septiembre y las muestras de afecto por parte de aquellos que trabajaron con él no se hicieron esperar.

Meghan Markle compartió una imagen junto con Lindbergh en las redes sociales oficiales de los duques de Sussex, y en ella, recordó su valioso trabajo y especialmente, la colaboración que hicieron para la edición de Vogue que ella editó.

“Su trabajo es venerado a nivel mundial por capturar la esencia del sujeto y promover ideales de belleza sanos, evitando el Photoshop y prefiriendo la belleza natural con poco maquillaje”, fue su reflexión.

A sus condolencias se sumaron las de otras celebridades como Charlize Theron, Salma Hayek, Cindy Crawford, Linda Evangelista, Rihanna y Naomi Campbell.

“Tu vitalidad, tu sonrisa tan animada, tu amabilidad y la generosidad que tuviste al prestarme tu casa en París mientras la mía se estaba arreglando. Oh Peter, tantos recuerdos de estos 33 años que mi corazón no puede expresar en este momento”, escribió Campbell en su cuenta de Instagram.

El legendario fotógrafo tuvo sus comienzos en su natal Alemania, pero cuando se mudó a París surgieron nuevas oportunidades que le cambiaron el rumbo.

Lindbergh pasó a ser conocido como el “creador” de las supermodelos de los noventa y su trabajo lo colocó como uno de los profesionistas que, por décadas, tomó las portadas de reconocidas publicaciones de moda.

View this post on Instagram

In memory of Peter Lindbergh, 1944-2019.

A post shared by Vogue (@voguemagazine) on

Una de las más legendarias fue la primera revista de Anna Wintour como editora en jefe de Vogue, en 1988, que rompió paradigmas al mostrar a una modelo con jeans, cabello suelto y maquillaje muy neutral. Precisamente la naturalidad era parte de su sello distintivo y él mismo habló al respecto en varias entrevistas.

“Odio los retoques, odio el maquillaje, siempre les digo que se lo quiten. La cantidad de mujeres hermosas que me han pedido que alargue sus piernas o separe más sus ojos, no lo creerían. ¡Esta cultura es de locos!”, dijo en una entrevista con Vogue.

Admirablemente, el fotógrafo continuó tomando fotos hasta el final, siendo su trabajo con Meghan Markle, Rosalía y Penélope Cruz, algunos de los más recientes y también, son un recordatorio del gran vació que deja su pérdida en la moda.