dima_sidelnikov/Getty Images/iStockphoto

¿Cuáles son y cómo funcionan los juguetes sexuales a control remoto que hacen vibrar a TikTok?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Haciendo el super o caminando por la calle, aquí la guía para disfrutar sola o en pareja de estas placenteras travesuras virales.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Decía Octavio Paz que “en todo encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo: la imaginación”, y no es que vayamos a ponernos filosóficas pero en este caso es cierto y la evidencia importa.

Todo comenzó como una broma pero pronto se volvió en un juego de parejas. En agosto del 2020 un video de TikTok se hizo viral por su contenido sexual no explícito. Se trataba de un video del tiktoker colombiano Yeferson Cossio donde no aparecía él a cuadro, sino su novia recorriendo los pasillos de un supermercado, caminando extraño, teniendo espasmos y tirando de vez en cuando lo que sostenía en las manos al sentir las estimulaciones que Yeferson controlaba desde su teléfono.

El video causó muchas risas pero también curiosidades, y cada vez salieron más y más parejas a ponerlo en práctica, así que ahora no resulta extraño ver a algunas mujeres contoneándose de formas raras por la calle o en lugares públicos mientras sus acompañantes sostienen el teléfono o un pequeño control remoto en las manos.

¿Pero qué es y cómo funciona el juguete sexual que activa la imaginación de quien controla y quienes miran?
En Unicable fuimos a preguntarle al personal de dos tiendas virtuales en México que tienen una amplia variedad de juguetes sexuales, que van más allá de los trillados dildos y de los masturbadores para penes, y que ofrecen un montón de opciones, sobre todo para mujeres y personas con vulva.

En Platanomelón nos hablaron de sus dos productos estrella: Cala y Moxie. El primero “es un dispositivo que se coloca en la ropa interior para estimular el clítoris de forma externa”, nos contó Sandra.

Y en efecto, Cala es un juguete erótico diseñado para usarse en espacios públicos : “Guardar un secreto nunca había sido tan placentero, hasta que lo compartiste con esa persona especial y decidiste darle el control. Ahora podrán ponerse traviesxs en casa, de cena con sus amigxs, durante la cita en un restaurante, hasta yendo de compras… nadie podrá adivinar el motivo de tantas sonrisas”, dice la descripción del producto en la página de Plátanomelón.

Ahí también pudimos saber que el juguete tiene una puntuación alta de recomendaciones (4/5), que es resistente al agua, no hace ruido y tiene 10 velocidades para que quien tiene el control decida la intensidad del tacto.

El segundo recomendado, Moxie, también es un vibrador clitorial portátil, puede llevarse bajo la ropa y básicamente tiene las mismas funciones. Sólo que este es más reciente, pues salió apenas la semana pasada.

Por otro lado, la CEO y fundadora de Pink Sodoma, Zai Torres, nos habló del Panty Vibe, un juguete muy parecido a los anteriores que ha tenido gran éxito justo por la idea del control y porque funciona hasta a 10 metros de distancia y también se puede sumergir, es silencioso y tiene pilas recargables.

Pero no todo queda en lo superficial, pues Zai recomendó uno que asegura llama mucho la atención de las mujeres porque estimula la parte interna (punto G) y externa (clítoris) de los genitales y se puede usar a distancia mediante una app, este juguete se llama US y es de la conocida marca WOW.

A diferencia de los anteriores, el US puede seguir usándose durante la penetración cuando se trata de una relación en pareja de hombre y mujer.

Importa el juego, no el juguete…
Los dichos populares no se equivocan y aquí aplica perfecto, pues como nos dijeron las expertas en juguetes, más allá del objeto en sí mismo, está la idea de que “la sexualidad es un tema que debe verse con normalidad y respeto” y que la confianza es lo más importante a la hora de usarlos, pues se trata literalmente de darle el control de nuestro placer a otra persona para crear una experiencia en conjunto.

Respecto a los juguetes sexuales y sus implicaciones en la salud sexual individual y de pareja, la sexóloga Delia Ochoa dijo a Unicable que el boom de los juguetes sexuales durante esta pandemia se debe al simple hecho de que ahora hay una excusa para comprarlos, pues generalmente las personas tienden a seguir lo establecido, y en este caso “comprar un juguete implica un paso extra pues tienes que elegirlo, pagarlo y recibirlo, o ir a la tienda por él, y eso es sano para el placer, uno que no se da por hecho, pues la mayoría piensa que es un deber tener una vida sexual ‘chida’ sin esfuerzo, ‘y si no coges bien tienes que sentirte mal’, cuando en realidad no es así, pues todo saber implica un esfuerzo, y la sexualidad se aprende como cualquier otro aspecto de la vida”.

Comprar juguetes se está normalizando y popularizando fuera de los estándares; por fortuna, más allá de los dildos. Al parecer, la imaginación está haciendo un buen trabajo en el juego erótico, sobre todo en el que involucra a las mujeres y nuestras vulvas.