El dispositivo te permite pedir tu pizza favorita

iStock

Tips para saber cómo elegir tu primer vibrador

facebook

twitter

whatsapp

Email

Los juguetes sexuales son cada vez más comunes, y si estás empezando a explorar esa parte de tu vida, esto es lo que debes saber

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Comenzar la vida sexual es un proceso que siempre debe comenzar con una misma, incluso antes de compartirla con alguien más. El descubrimiento del propio placer es uno de los apapachos más importantes que puedes hacerte a ti misma. Saber lo que te gusta y lo que no te gusta es un paso a la independencia en todos los sentidos de la vida.

La sexualidad es un aspecto muy importante para las mujeres, sobre todo si pensamos que durante cientos de años ésta ha estado sujeta a los deseos de las estructuras masculinas y de las sociedades machistas donde las mujeres son objetos y no sujetos capaces de disfrutar su propio placer.

Es en este sentido que, además de ejercerla responsablemente, la sexualidad debe poder ejercerse con libertad. Y aunque no es necesario comprar juguetes u objetos de ningún tipo, saber que estos existen y que pueden formar parte de tu entorno y juego erótico es algo que puede llegar a ser muy divertido y revelador.

Actualmente existen diferentes tipos de juguetes sexuales dirigidos a las mujeres que van más allá de los dildos, pensados sólo para la penetración. Hay una gran variedad de vibradores tecnológicos que, además de ser fáciles de usar, se adaptan a las necesidades de cada una.

Los vibradores, por ejemplo, se encargan de estimular el clítoris, la vulva y la vagina, y existen de todos los tamaños y formas, desde las famosas balas, hasta algunos con forma de U que estimula el clítoris y la vagina al mismo tiempo, hasta los clásicos con formas de penes reales o los simplemente anatómicos para la penetración tanto vaginal como anal.

Los succionadores son relativamente nuevos en la industria y han llegado a conquistar el corazón de muchas mujeres por lo que pueden hacer con sus clítoris, lo que les ha enseñado que no es necesaria la penetración para tener una experiencia completa, placentera y satisfactoria.

Las bolas chinas o bolas de kegel se han caracterizado no sólo por el placer que traen por sí mismas al usarlas, sino por los beneficios que dan a las mujeres en su suelo pélvico, ya que ayuda a tonificar los músculos internos y usarlos en toda ocasión, no sólo con las bolas.

Para elegir tu juguete sexual, basta con autoexplorarte un poco y saber en qué parte del cuerpo sientes más rico, reconocer qué te interesaría experimentar y cómo eso puede ayudarte a sentirte más en control de ti misma y de tu placer.

Con esto en mente, puedes comenzar con juguetes pequeños con vibraciones suaves que sirvan para la estimulación externa, es decir de la vulva y el clítoris en particular. Incluso puedes asesorarte con tu ginecóloga(o) y despejar dudas en las tiendas donde generalmente hay personas que conocen bien cada uno de sus productos.