El icónico vestido verde de Jennifer Lopez es motivo de una polémica demanda

facebook

twitter

whatsapp

Email

Una marca copió el famoso diseño y ahora, Versace procederá legalmente contra ellos

El “jungle dress” que Jennifer Lopez usó en los Premios Grammy del 2000 ha sido de gran inspiración por dos décadas, sin embargo, una marca lo llevó demasiado lejos y copió el vestido, por lo que Versace impuso una demanda en su contra.

De acuerdo a The Hollywood Reporter, la firma de lujo tomó acción legal por varias piezas que vendió Fashion Nova, las cuales están basadas en creaciones que ellos tienen registradas y protegidas bajo las leyes de derecho de autor.

“Los atuendos de Fashion Nova hacen un esfuerzo intencional por explotar la popularidad y fama de los diseños firmados por Versace”, se lee en documentos obtenidos por el medio.

“La habilidad de Fashion Nova de producir ropa tan rápido es principalmente por su disposición para copiar los diseños con copyright, derechos de autor y elementos de la imagen comercial de reconocidos diseñadores, como Versace, para sacar ventaja de sus esfuerzos creativos y de esta manera, impulsar los intereses de Fashion Nova”, se establece en la demanda.

Además del icónico vestido verde con estampado tropical, Versace también los acusó de copiar su estampado barroco negro con dorado y uno de corazones de colores; así como también, las siluetas características de sus diseños, como el escote pronunciado y la abertura en la pierna.

Fue en los Premios Grammy del año 2000, cuando Jennifer Lopez impactó con el vestido verde de Versace, momento que se volvió tan icónico que dio lugar a la creación de Google Images y, 19 años después, se conmemoró la ocasión durante la Semana de la Moda de Milán.

Para la colección de Primavera Verano 2020 de la marca se utilizó el mismo print tropical en varias piezas, pero fue J.Lo la encargada de cerrar la pasarela, como una sorpresa para los asistentes.

Esta no es la primera ocasión en la que Fashion Nova copia la prenda de un diseñador, ya que hace unos meses hicieron una réplica de un look de Thierry Mugler que usó Kim Kardashian, incidente al que reaccionó en su cuenta de Twitter.

“Es devastador ver que estas compañías de moda copien los diseños que han costado la sangre, sudor y lágrimas que verdaderos diseñadores que han dado todo a sus ideas originales”, escribió.