Qué es el pearling, el tratamiento estético que tiene Babo en el pene

@babo_cartel

¿Qué es el 'pearling'? Babo, de Cartel de Santa, habla de los implantes en sus genitales

facebook

twitter

whatsapp

Email

El rapero regiomontano explica que esas seis bolitas de latón a lo largo de su pene son para ofrecer satisfacción sexual a sus parejas

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Desde hace años, entre los hombres es muy popular como tema de conversación el pene de Eduardo Dávalos, mejor conocido como Babo, vocalista de Cartel de Santa. Y hace meses Facundo volvió a hacer viral el tema al declarar en un podcast que había visto el miembro viril de Babo y asegurar que lo había sorprendido por su tamaño y por algunas modificaciones estéticas.

A grandes rasgos, desde entonces se sabe que Babo tiene seis implantes esféricos subdérmicos de latón a lo largo del pene, tres arriba y tres abajo, además de unas tiras a los lados que él mismo llama “ribs”.

Este tratamiento estético que tiene supuestos beneficios sexuales, y que en teoría estimula el punto G de las mujeres, se llama pearling (perlado) y se refiere a la incorporación de perlas (de distintos materiales) en el órgano reproductor masculino para darle volumen y rigidez.

Aunque no es una práctica estética exclusiva del pene, algunos hombres y mujeres que intervienen su cuerpo, se los ponen en brazos, piernas y hasta el rostro.

Sobre su experiencia con estos implantes debajo de la piel, Babo contó hace unos días en una entrevista con Luisito Comunica y Juan Bertheau que tiene estos implantes desde 2010, que él hizo su propio diseño y se los puso un amigo, quien insistió en los beneficios de esta práctica.

El rapero explicó que supo y se interesó en esta estética gracias a algunos amigos que estuvieron presos en Estados Unidos, donde es frecuente ver estas prácticas de manera precaria, y que a su vez es una práctica heredada de los japoneses al mundo post Segunda Guerra Mundial.

Aunque el procedimiento involucra solo la piel del pene, que se atraviesa para colocar las perlas o canicas y se espera un promedio de ocho semanas para que sane, es importante decir que como con cualquier herida, puede haber peligro si no se cuida correctamente y puede causar desde desgarros, hasta enfermedades cutáneas y disfunción eréctil, según las contraindicaciones de estas aplicaciones.

Más allá de la curiosidad boba, Babo explicó que después del proceso de cicatrización, hay que aprender a usarlas para el fin que se implantan, es decir, hay que explorar y practicar las posiciones correctas para brindar el placer prometido a sus parejas sexuales.